Author

Nohemi Dicuru

Browsing
Directora de Arte, apasionada de la comunicación. ¿Una afición? Soy #magazinelover, me encantan las revistas impresas. Una vez leídas hago collages con ellas. ¿Una década? Los años 70 y su disco music. ¿Una ciudad? Nueva York por su vibrante ‘lifestyle’. ¿Una prenda? Todos los ‘wrap dress’, cuando los uso me empodero y me siento súper femenina. ¿Un diseñador? Marc Jacobs es mi favorito. ¿Una frase? “No soy lo suficientemente joven como para saberlo todo.” - Oscar Wilde.

Resulta muy tierno ver a los niños jugar frente al espejo. Entre muecas y risas les gusta elevarse y hacerse más grandes sobre los tacones de sus madres. Destrozan todo el maquillaje que encuentran a su paso. Usan las faldas como vestidos largos y se cuelgan los collares -que inclusive sobrepasan su tamaño-. Así crean sus minilooks que resultan adorables. Pero, eso es solo parte de su juego, en el día a día son las madres quienes visten a los peques, dejando poco a la imaginación de ellos.

Durante los 50 la falda tubo estaba en el armario de todas las mujeres, sin distinción de clase social o estilo de vida. Era usada en diferentes ocasiones y lugares. Por ejemplo, para ir a trabajar, como lo ilustra perfectamente Christina Hendricks en la serie Mad Men, o durante la noche para un cóctel. Hoy en Retroboga te contamos por qué querrás llevarla cómo lo hace Kim Kardashian.

Hice un viaje junto a María Escoté a la luna🌝. Hace unas semanas,  comentaba cómo la transmisión por tv de Armstrong caminando sobre la superficie lunar, marcó a una generación -no la mía😜-Corría el año 1969 y, entonces, la mirada del mundo estaba en el futuro mientras que, actualmente, reflexionamos acerca del pasado. La diseñadora no es la excepción, con su colección ‘María in the moon’ nos desveló pistas sobre su inspiración.

Pin It